WIKI TWITTER YOUTUBE BLOG FLICKR
ABOUT
Planeta.com

search the planet


 

Last Updated



OAXACA, MEXICO

Propuestas factibles para combatir graffiti
por Mary Jane Gagnier de Mendoza

GRAFFITI WIKI

Publication date: 2005

www.flickr.com

FLICKR ALBUM: Graffiti


Caminando por las calles parece pasar por un zona de guerra, con fachadas violadas de signos de pintura spray, hablan de una enfermedad contagioso, una varicela de graffiti.

A causa de este graffiti, el centro histórico, declarado por el UNESCO patrimonio de la humanidad, reta esta denominación siendo, en cambio, vestido como una pocilga, un barrio sin reglas ni ley que me recuerda de lo que leí de Malcolm Gladwell.

En su libro The Tipping Point (El Punto de Cambio) dice que hay que entender el graffiti como una enfermedad social en el cual describe el descenso del crimen en la cuidad de Nueva York a los finales de los 80.


EL PUNTO DEL CAMBIO

"La teoría de ‘La Ventana Rota’ se debe a los criminólogos James Q.Wilson y George Kelling quienes argumentan que el crimen es el resultado inevitable del desorden. Si una ventana esta rota y se deja sin reparar, la gente que pasa van a concluir que a nadie le importa y que nadie esta a cargo de ella.

Buy this Book from Amazon

Estos criminólogos concluyen que en una ciudad, problemas relativamente menores como el graffiti, el desorden público y hasta los limosneros agresivos, son los equivalentes a esas ventanas rotas y que propician a realizar crímenes más serios."


CIUDADES

Esto es una teoría sobre el crimen como epidemia. Postula el autor que el crimen es contagioso -- tal como la moda también es contagiosa -- que puede empezar con una ventana rota y extenderse a una comunidad entera.

Como se titula el libro El Punto del Cambio, el impulso de iniciar una cierta forma de comportamiento puede provenir de varias fuentes pero en el caso del graffiti se debe a una característica del medio ambiente.

Esta teoría también se aplicó en la cuidad de Nueva York al sistema de transporte público del metro que a finales del los ochenta se encontraba infestaba con graffiti, un elemento entre muchos que inspiraba inseguridad hasta miedo en los usuarios.

Una nueva política municipal declaraba que ningún carro del metro que terminara su turno manchado con graffiti saliera a circular de nuevo hasta que fuera repintado. No tardó mucho en que los muchachos, los pintores del graffiti, entendieron que sus esfuerzos resultaron en balde porque nunca, nadie, iba a verlo.

La cuidad de Berkeley California aplico esta misma teoría al problema de graffiti sobre las paredes de los edificios de ese lugar. Para describir la epidemia que sufrió Berkeley y que actualmente padece nuestra ciudad de Oaxaca, se ha dejado de usar la palabra graffiti - que en su sentido puro es una expresión de arte mural callejero, en cambio el termino "tagging" (sellar) se puede entender, tan simple, como el objetivo del perro macho de orinar en cada esquina para demarcar su territorio.

Los jóvenes autores de esta epidemia que padecen las fachadas del centro histórico de Oaxaca lo hacen para impresionar, a una chica, a sus compañeros u otros pandilleros.

www.flickr.com

El ayuntamiento de Berkeley adopto la siguiente estrategia, misma que se facilmente puede aplicar en Oaxaca en gran mediada:

Ellos iniciaron una campaña de información pública y el mensaje fue: Si tú casa o edificio amanece sellado llame y denúncielo, y en el transcurso del día llegará la camioneta del ayuntamiento con personal para cubrir con pintura el sello.

Para el ayuntamiento el costo fue mínimo:

Un numero telefónica,
una campaña publicitaría (en que desde luego cooperó con entusiasma los medios de comunicación),
una camioneta,
dos empleados,
pintura en los colores mas comunes y bases para igualar
brochas
una pistola de arena para limpiar las fachadas de cantera.

Lo que inicio como un programa del ayuntamiento, de pronto se extendio, en el buen sentido, el comunidad. La gente habló para denunciar el graffiti sobre su casa y también los edificios vecinos. Pero de aun más interés es que mucha gente no esperó que llegaran del ayuntamiento, la ciudadanía levantó armas en la forma de brochas y pintura y taparon de inmediato los signos recién pintados sobre sus paredes.

De igual manera los graffitistas de Berkeley, como los del metro de Nueva York, poco a poco abandonaron sus tareas al verlas infructuosas. De pronto esta cuidad llegó a gozar nuevamente de sus fachadas limpiezas, símbolo del respeto y del cumplimiento de los derechos cívicos, logrados con el esfuerzo y la solidaridad del los ciudadanos con su gobierno municipal.

Como se inicio este articulo, el graffiti es síntoma de una epidemia social, manda señales dolorosas de un estado de ingobernabilidad, y al no actuar contra esto, también muestra una apatía de la ciudadanía ante ello. La cuidad sellada da de entender que las autoridades no merecen el respeto y entonces no pueden exigirlo. Lo que empieza como algo simbólico suele manifestarse en un efecto de dominó. El libro de Gladwell enfatiza que muchos fenómenos sociales han iniciado con cambios relativamente pequeños.

Nueva York lanzo su campaña contra el crimen con un estrategia enfocado en crímenes contra la "calidad de vida", tal como orinar en publico, manchar fachadas, etc. Oaxaca bien podría beneficiarse al entender esta estrategia. El gobierno al atender los problemas reales y actuales que disminuyen la calidad de vida en esta ciudad:

Como la enfermedad ya crónica de vialidad reducida por estacionar en doble fila, el costumbre ya cotidiana de rebasar semáforos y desde luego las fachadas violadas.


PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

Oaxaca es un patrimonio de la humanidad. Merece tener limpias las paredes se su centro histórico -- y hojala de todo la ciudad. Recuerden que el reflejo de nuestras fachadas violadas es el equivalente a que olieran a orina. ¿Hasta este nivel de apatía hemos llegado?

www.flickr.com

Actualmente se habla mucho del turismo, de que Oaxaca depende del turismo. ¿Que hay que hacer para atraer y sostener el turismo? Durante los 18 años que tengo con un contacto constante con un turismo culto y de alta calidad, en numerosos ocasiones en los últimos años he escuchado las tristes lamentaciones del turismo a cerca de nuestras fachadas manchadas. Dicen que como es posible que Oaxaca siendo patrimonio de la humanidad ese como esta.

Espero que los gobernantes tomen acción inmediata para combatir esta epidemia y puedan tomar como meta a resolverlo antes del Lunes del Cerro, así mandaran un mensaje a la ciudadanía y a los visitantes: que en Oaxaca se cumplen las leyes y que en Oaxaca hay respeto a los derechos civiles. La propuesta antes mencionada es comprobada y factible de realizar con un presupuesto mínimo. Solamente así la ciudad de Oaxaca pueda dar cara a la nación y tomar un paso firma hacía la representación honesta de nuestra papel como patrimonio de la humanidad.

Al actuar nuestro gobierno municipal contra esta epidemia invito a todos los vecinos del centro histórico, y de todo la cuidad, a quitarse la neblina de apatía y abanderarse con brochas y pintura para devolver la hermosura a las paredes a nuestra cuidad. Recuerden que las acciones relativamente pequeñas pueden ser suficientes de causar "el punto de cambio".


AUTHOR

Mary Jane Gagnier de Mendoza es la propietaria de Galería La Mano Mágica en la Ciudad de Oaxaca.


FLICKR

g Graffiti



PLANETA


UPGRADE YOUR WORLD

Check out Ron's workshops and presentations.

www.flickr.com

 

seminars



events

mtw

GOOGLE
NEWS


Ron Mader


Copyright © 1994-2014. All rights reserved by individual authors. Link Guidelines