Pcom


Parks/Alvarez

TLAXCALA

Parques Nacionales de Mexico
Por Fernando Vargas Marquez

Home | Site Map | Events | World Travel | Mexico | Parques Nacionales de Mexico | Tlaxcala

Parque Nacional Malinche

Ubicación política

Estado de Tlaxcala. Municipios: Tlaxcala: San Juan Ixtenco, Chiautempan, Huamantla, Teolocholco, Zitlatepec, Tzompantepec, Mezateocochco, Acuamanalá, Contla, San Pablo del Monte. Puebla: Amozoc, Puebla, Acajete, Tepatlaxco de Hidalgo.

Superficie

45,711 hectáreas.

Ubicación geográfica

Entre 19 06´ 30" y 19 20´. Entre 97 55´ 30" y 98 10´ (Vargas, 1984: 202).

Tenencia de la tierra

Ejidal 20,000 hectáreas (43.77%), comunal 15,000 hectáreas (32.81%), no identificado 10,711 hectáreas (23.42%) (Ibid: 229).

Fecha del decreto de creación publicado en el Diario Oficial de la Federación y otros aspectos importantes del mismo

6 de octubre de 1938.

Objetivos

Que la vegetación forestal boscosa que cubre esta montaña, así como la fauna de animales silvestres especiales, imprimen a ésta un carácter de verdadero museo vivo de flora y fauna comarcanas, llenando además todas las características de los parques nacionales, que por acuerdo de las naciones civilizadas se ha convenido en establecer en los lugares de mayor belleza natural. Que la misma gran belleza natural de esta montaña y la de su flora y fauna forma un atractivo poderoso para el desarrollo del turismo, acondicionando buenos caminos de acceso para ascender a ella, partiendo de las Ciudades de Puebla y Tlaxcala.

Decreto.

Artículo Primero: Se declara Parque Nacional la montaña denominada Malinche o Matlacuéyatl, sitio de belleza natural que constituye un museo vivo de la flora y fauna comarcanas (SAG, 1970: 1,050). Artículo Segundo: El límite inferior de este parque nacional está comprendido dentro de los puntos siguientes: Partiendo del rancho denominado Totolquexco, el lindero sigue con dirección SW para llegar a Cauhuixmatla: de este punto y con dirección SEE se continúa tocando los puntos denominados Aexotla, Espíritu Santo, Xaltelulco, Buen Suceso, Canoa Cuautenco; de este punto el lindero sigue con dirección NE pasando por los parajes denominados Tepulco y Pinar; de aquí se continúa con dirección Norte pasando por San Bernardino y rancho Xalapasco, para continuar después con dirección NE, pasando por la ranchería de Los Pilares, Natividad y Santa Bárbara; finalmente de este punto se continúa con dirección E hasta llegar al rancho de Totolquexco, que se tomó como punto de partida (SAG: 1050-1051).

Artículo Cuarto: El Departamento Forestal y de Caza y Pesca, con la cooperación del gobierno local, procederá a practicar reforestaciones en aquellos lugares que lo ameriten, estableciéndose, al efecto, con dicha cooperación y con la de las autoridades locales y vecinos de este parque nacional, viveros fijos o volantes que sean necesarios para los referidos trabajos. Artículo Quinto: Los terrenos que resulten afectados con la declaración de este parque nacional, quedan en posesión de sus respectivos dueños hasta en tanto cumplan con las disposiciones que sobre el particular dicte el Servicio Forestal (Ibid: 1051).

Institución que administra

Gobierno del Estado de Tlaxcala, a través de la Coordinación General de Ecología.

El 18 de octubre de 1995 se firmó y salió publicado en el Diario Oficial de la Federación del 27 de febrero de 1996 el Acuerdo de coordinación mediante el cual se transfiere la administración del Parque Nacional denominado la Malinche a los gobiernos de Tlaxcala y Puebla.

Principales aspectos del mencionado Acuerdo:

Cláusula Cuarta: A efecto de proponer la labores administrativas objeto del presente instrumento y fungir como instancia de coordinación y concertación de las acciones e inversiones que se requieran para la administración de "El Parque", la SEMARNAP y LOS GOBIERNOS DE LOS ESTADOS en el ámbito de sus respectivas circunscripciones territoriales, se comprometen a constituir en un término no mayor de (30) treinta días contados a partir de la fecha de suscripción del presente Acuerdo, un Comite Técnico Estatal, al que en lo subsecuente se le identificará como el COMITE.

Quinta: El COMITE será presidido por el Gobernador de cada uno de los Estados y contará con un Secretario Ejecutivo, que será designado por cada Gobernador. En el caso del Estado de Puebla, en el COMITE participara en forma permanente la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología (SEMARNAP, 1996: 15).

El COMITE de cada uno de los Estados, invitará a participar en forma permanente a los Delegados Federales de la SEMARNAP y de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, al Gerente Estatal de la Comisión Nacional del Agua y a los Presidentes Municipales de la jurisdicción donde se encuentra asentado El Parque. Asimismo, invitará a participar en forma permanente o transitoria a otras dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, Estatal y Municipal, a instituciones dedicadas a la investigación y educación superior, a representantes de las comunidades asentadas en el área, así como integrantes de organizaciones no gubernamentales dedicadas a la ecología y protección al ambiente (Ibid: 15-16).

Una vez integrado el COMITE de cada uno de los Estados, éste elaborará en un plazo no mayor de (30) treinta días hábiles, un reglamento interno de funcionamiento.

Sexta: El COMITE en el ámbito de su territorio tendrá las siguientes atribuciones:

1. Evaluar y en su caso aprobar el programa de trabajo, que para la realización de las acciones de administración en el Parque le presenten anualmente los GOBIERNOS DE LOS ESTADOS.

2. Fungir como foro de coordinación y concertación de acciones, a efecto de captar y destinar recursos financieros para la realización de las acciones de administración a que se refiere el presente instrumento.

3. Gestionar lo conducente con el propósito de constituir un fideicomiso, a través del cual se canalicen recursos adicionales públicos y privados, nacionales o extranjeros en favor de El Parque.

4. Coordinar las acciones que se desarrollen dentro de El Parque y analizar lo conducente para gestionar el otorgamiento de las concesiones, permisos y licencias que correspondan para desarrollar las mencionadas actividades, respecto a los recursos naturales sujetos a este tipo de autorizaciones.

5. Promover lo conducente, a fin de que los gobiernos municipales, los grupos de ejidatarios, comuneros, propietarios, concesionarios, permisionarios y en general de cualquier otra índole, que se encuentren asentados en El Parque participen conjuntamente con los GOBIERNOS DE LOS ESTADOS en las labores de administración a que se refiere el presente instrumento.

6. Promover la participación de otras dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, Estatal y Municipal, así como de los sectores social y privado interesados en la administración de El parque, en especial de instituciones dedicadas a la investigación y la educación superior, a efecto de que se desarrollen actividades de investigación científica, monitoreo ambiental, capacitación, educación y asesoría técnica, y apoyen la ejecución de programas ecoturísticos que generen empleos en beneficio de los habitantes de la zona.

7. Llevar a cabo programas de difusión en los que se resalten las actividades de administración que se ejecuten en El Parque, a efecto de propiciar un mayor interés por el mismo y la cultura ecológica en general.

8. Presentar a la SEMARNAP por conducto del Instituto Nacional de Ecología y al Gobernador respectivo, un informe semestral del avance físico y financiero de las actividades que se realicen en El Parque.

Séptima. Para el cumplimiento del Acuerdo la SEMARNAP se compromete a:

1. Transferir a los GOBIERNOS DE LOS ESTADOS para su administración las instalaciones y equipo con que cuenta para la operación de El Parque.

2. Participar dentro del COMITE en la supervisión y evaluación de las acciones de administración que se lleven a cabo en El Parque. 3. Expedir y publicar en el Diario Oficial de la Federación conforme a la legislación aplicable en la materia, el programa de manejo de El Parque.

4. Evaluar conforme a sus atribuciones y en su caso, hacer las recomendaciones que considere convenientes, al programa de trabajo, que para la realización de las acciones de administración en El Parque presenten anualmente los GOBIERNOS DE LOS ESTADOS al COMITE para su aprobación (Ibid: 16).

5. Dar a conocer oportunamente al COMITE los criterios ecológicos que se determinen para la administración de El Parque, a efecto de que los considere en la aprobación de los programas anuales de trabajo (Ibid:16-17).

6. Entregar a los GOBIERNOS DE LOS ESTADOS una relación de las concesiones, permisos, licencias, contratos y convenios que existan en El Parque con terceras personas, respecto a la explotación de recursos naturales y prestación de servicios o de cualquier otra naturaleza jurídica, así como copia de los estudios, proyectos y demás documentos existentes relacionados con dicha área natural protegida.

7. Proporcionar asistencia técnica al personal encargado de realizar las actividades concernientes en materia forestal y en general sobre aprovechamiento sustentable de los recursos naturales.

8. Aportar los recursos financieros, materiales y humanos que estén a su alcance y/o de que disponga para la consecución de las acciones de este instrumento.

Octava. Para llevar la consecución del objeto del presente Acuerdo los GOBIERNOS DE LOS ESTADOS en el ámbito de sus respectivas circunscripciones territoriales se comprometen a:

1. Llevar a cabo las actividades de administración de El Parque, apegándose a las disposiciones jurídicas y administrativas aplicables, así como a los lineamientos y criterios que para tales efectos determine el COMITE.

2. Presentar anualmente al COMITE para su evaluación y en su caso aprobación, el programa de trabajo que llevarán a cabo dentro de El Parque.. Cada programa anual de trabajo contendrá, entre otros aspectos, las acciones que se pretendan realizar; el desglose, origen y destino de los recursos financieros, materiales y humanos que se aplicarán; el o los responsables de la ejecución de cada acción, el cronograma de actividades, así como los objetivos y beneficios que se pretendan alcanzar y deberá se presentado a más tardar el día último del mes de septiembre de cada año a partir de 1996.

3. Ejecutar el programa anual de trabajo aprobado por el COMITE. 4. Dar mantenimiento y conservar en buenas condiciones de uso las instalaciones y bienes con que cuenta El Parque y que de conformidad con el presente instrumento se le transfieran quedando bajo su administración y operación.

5. Informar a la SEMARNAP por conducto de la PROFEPA, de las anomalías e infracciones o cualquier otro acto contrario a las leyes aplicables en materia forestal y ecológica.. o a los fines del decreto de declaratoria, que se realicen dentro de El Parque, a efecto de que se haga las recomendaciones, que en su caso corresponden, o realice las acciones conducentes.

6. Realizar actividades de formación y capacitación de personal científico y técnico, en las áreas de manejo, aprovechamiento y conservación de los recursos naturales y de educación ambiental. 7. Fungir como asesor técnico para el manejo de los recursos naturales de El Parque y apoyar para tales efectos a las instituciones oficiales y a las comunidades asentadas en el área. 8. Dar las facilidades necesarias para que el COMITE y/o el personal técnico del Instituto Nacional de Ecología realicen las supervisiones que consideren pertinentes.

9. Aportar los recursos financieros, materiales y humanos que estén a su alcance y/o de que disponga para la consecución de las acciones objeto de este instrumento, conforme a las autorizaciones jurídico-administrativas que correspondan (Ibid: 17).

Décimo Segunda. Cualquiera de las partes podrá dar por terminado el presente Acuerdo, mediante aviso por escrito, que con noventa (90) días de anticipación haga llegar a la otra parte. En este caso la SEMARNAP y los GOBIERNOS DE LOS ESTADOS se comprometen a tomar las medidas que consideren necesarias para evitar los perjuicios que se pudieran causar entre sí o a terceras personas con dicha situación.

Décima Tercera. A la terminación de este acuerdo, la SEMARNAP por conducto del Instituto Nacional de Ecología reasumirá la administración total de El Parque de conformidad con la legislación aplicable en la materia, por lo que los GOBIERNOS DE LOS ESTADOS se obligan a poner a disposición de este órgano administrativo desconcentrado, los recursos financieros, las instalaciones, equipo y documentación con que cuente el área, así como las acciones o los proyectos que estén realizando derivados del objeto del presente instrumento, con el grado de avance que en esos momentos reporten, siempre y cuando hayan sido adquiridos con los recursos de la Federación. Para el caso de que uno de los GOBIERNOS DE LOS ESTADOS dé por terminado este Acuerdo la SEMARNAP reasumirá la administración de la parte del territorio de El Parque del Estado que corresponda, en los términos a que se refiere esta Cláusula.

Décimo Sexta. El presente Acuerdo de Coordinación tendrá una duración indefinida (Ibid: 18).

Infraestructura

Hay cuatro casetas de vigilancia de 120 m2 cada una por parte de la Dirección General de Conservación de los Recursos Naturales. Hay 78 km de caminos y dos campamentos forestales. Existe un centro vacacional del IMSS, con 4,000 m2.

Actividades recreativas

Excursionismo, días de campo.

Problemática

La presión sobre los recursos forestales de este parque nacional se agrava debido a que muchos de los pobladores no cuentan con otras fuentes de trabajo en sus comunidades, que no sea la agrícola, además de que ven en la montaña como su fuente de sustento y de extracción de productos forestales. Agricultura, pastoreo irracional, incendios forestales, aprovechamientos forestales clandestinos para proveerse de leña combustible, para la manufactura de vigas u otros productos forestales, han provocado un severo deterioro a los recursos forestales del parque. Por las intensas precipitaciones de la región, las grandes y variadas pendientes y, la escasa protección vegetal de sus vertientes, la montaña sufre erosión acelerada que se produce en forma laminar en las vertientes, y acanalada con desprendimientos de grandes volúmenes de texcales que se depositan en las barrancas y que son transportados por las fuertes avenidas.

El uso del suelo del parque nacional es: agrícola 30%, pecuario 21%, forestal 42% y otros usos 7% (Díaz, 1992).

Presenta el 77 % de su vegetación deteriorada, 19 % de bosques y

4 % de áreas perturbadas. El sobrepastoreo, la tala ilegal y los incendios forestales tienen una alta incidencia, la cacería es de mediana intensidad (Ibid).

Aspectos físicos

La Malinche es la quinta cima de México.

El parque presenta un rango altitudinal de 2,400 a 4,461 metros sobre el nivel del mar (Vargas: 202).

Esta prominencia es resultado de la intensa actividad volcánica que formó el eje neovolcánico y su forma íntegra es un cono ligeramente alargado en su base. Su conformación se asemeja a una mujer encorvada, la distribución de los pinares en la parte baja, aparenta una falda (motivo por el cual los antiguos la denominaron Matlacuéyatl, que significa la de las faldas verdes. Su cima tiene forma de cresta dentada con varios picos y su falda es muy amplia; la parte más alta se cubre de nieve en invierno y sus laderas se hallan surcadas de profundas barrancas que radian de su cima, las cuales están cubiertas en parte por coníferas y tierra de cultivo. Cuenta con varios conos secundarios que se encuentran situados al pie del volcán, entre ellos se encuentra el llamado La Cuatlapanga. Desde el punto de vista geomorfológico, se trata de un cono volcánico perfectamente aislado; por el occidente ofrece un perfil uniforme y majestuoso con su diadema de rocas y sus picachos secundarios: La Tetilla y El Xaltonale; por el rumbo oriental se encuentra la cañada de la Concha, que llega hasta el corazón de la montaña y que parece ser un vestigio del verdadero cráter. Partiendo desde la cumbre hasta la cota 4,000 metros sobre el nivel del mar se encuentra una transición en la formación geológica constituida por el depósito de cenizas volcánicas, en los tamaños lapilli y puzolana, que termina pendiente abajo con formaciones de arena y con el inicio de una vegetación pratícola, aquí se inician cinco grandes torrenteras: Pilares al Este, La Hionda al Suroeste, Briones al Oeste, Chiautempan al NW, El Tesoro al NW (SARH).

Los sedimentos volcánicos andesíticos ricos en anfibolita de la Malinche se componen de ceniza gris obscuro, pómez, sedimentos de polvo café amarillento, así como detritus de material orgánico y material de morrenas de color gris y violeta, el contenido molecular es de 90 a 95% de oxianfibolita, hipertenso augipita diopsídica, biotita, circonio, apatita, más o menos olivino, titanita y cuarzo; en relación con los minerales pesados, contienen de 40 a 50% de minerales opacos. La capa de pómez rojo, sirve como horizonte guía en la fase de erupción más joven. Los productos efusivos del volcán de la Malinche y sus componentes ricos en óxido de silicio como dacita y leucocuarzandesita; la mayor parte del cuerpo de la Malinche esta formado por rocas volcánicas terciarias bajo tobas (Ibid).

En el Parque Nacional Malinche se encuentran presentes varios tipos de suelos; en la parte superior, entre 4,500 y 4,300 metros sobre el nivel del mar se encuentra una zona de Litosoles eútricos y dístricos, consistentes en rocas volcánicas coherentes, arena muy pedregosa y algo de tobas volcánicas. De los 4,300 a los 3,900 metros sobre el nivel del mar se encuentran los Regosoles dístricos consistentes en corrientes de ceniza, arena limosa y material gravoso y pedregoso, generalmente se encuentra cubierto por pastizal; se pueden encontrar con Litosoles y Andosoles. De los

3,900 a los 3,200 metros sobre el nivel del mar se encuentra la zona boscosa asentada sobre Andosoles húmicos y vítricos, consistentes en cenizas andesíticas, ricas en alofanos, con contenidos altos a regulares de materia orgánica. A estos, sigue una zona de Andosoles vítricos y ócricos en donde comienzan los terrenos de cultivo, más o menos a 2,800 metros sobre el nivel del mar, en los que aparecen Regosoles eútricos y Fluvisoles arenosos, migajón limoso o migajones areno limosos (Ibid).

Forma parte de la Cuenca Hidrográfica del Río Atoyac-Zahuapan. El volcán es sumamente importante en el abastecimiento de agua para la región, ya que aporta volúmenes considerables a las corrientes subterráneas, gracias a la cual subsiste la actividad agropecuaria. Este parque protege afluentes que alimentan al Río Zahuapan y Atoyolca, por el lado de Puebla protege la Presa de Valsequillo. Presenta una sola corriente permanente, denominada Río Barranca de la Malinche, la cual se origina en el lado Este de la montaña, atravesando el Municipio de Trinidad Sánchez. Las demás corrientes son temporales: El Río Apizaco, al Noroeste; el Río San Juan, al Oeste; el Río Barranca Seca; el Río Barranca de la Soledad y el Río Barranca Hejotitla, al Suroeste (Ibid).

Presenta tres tipos de climas: ETAW, frío, lluvias en verano, temperatura media anual de 2 a 5C, el mes más frío menor de 0C.

C(w2)(w)(b) ig, semifrío, subhúmedo, temperatura media anual de 5 a 12C, el mes más frío de -3 a 18C. Templado subhúmedo. isotermas de 4 a 14C. Isoyeta 1,000 mm (Vargas: 202).

Aspectos biológicos

Dentro del parque nacional se encuentran varios tipos de vegetación.

Zacatonal

Comprende áreas ubicadas arriba de 4,000 metros sobre el nivel del mar y hasta los 4,500; sus componentes característicos son Calamagrostis tolucensis y Festuca tolucensis hasta los 4,300 msnm; a más altitud son sustituidas por Festuca livida y Arenaria bryoides que llegan hasta los 4,500 metros sobre el nivel del mar. Bosque de alta montaña

Se encuentra aproximadamente entre 3,200 y 4,000 metros sobre el nivel del mar, está constituido por Pinus hartwegii; se mezcla en las partes bajas, especialmente en las barrancas con oyamel Abies religiosa, en otras áreas bajas con cedro Cupressus lindleyi; la vegetación herbácea de este bosque la constituye el zacate Festuca tolucensis.

Bosque de oyamel:

el principal componente de este tipo de vegetación es el oyamel Abies religiosa; se encuentra en altitudes que van de 2,800 a 3,200 metros sobre el nivel del mar, aunque llega alcanzar la cota de 3500; dependiendo de altitudes y exposiciones, dentro de este bosque se pueden encontrar: Pinus hartwegii, P. montezumae, Cupressus lindleyi y Alnus.

Bosque de pino-encino:

Se distribuye a una altitud que varía entre 2,600 y 2,850 metros sobre el nivel del mar en las partes bajas suele dominar el encino y en las altas los pinos, en la parte media se encuentran mezclas en proporciones variables; las especies representativas son Pinus leiophylla, P. montezumae, P. pseudostrobus, P. patula y P ayacahuite; las latifoliadas más frecuentes son los encinos Quercus sp. de dos tipos, uno perennifolio y otro caducifolio.

Areas de táscate:

Se extiende en las partes medianas y bajas del parque, ocupando áreas de gran amplitud, las especies representativas son: Juniperus deppeana y J. d. var. robusta.

Asociación de táscate con magueyales y nopaleras.

Pastizal:

Son de tipo inducido, las especies más representativas son Bouteloa gracilis, Muhlembergia porteri e Hilaria cenchroides (SARH).

Se encontró un bosque con una baja densidad de árboles en pie (menos de 400 árboles por hectárea de todas las tallas y edades), una alta densidad de tocones (poco más de 100 por hectárea) y una gran cantidad (no cuantificada) de árboles dañados para facilitar futuros cortes. Otros signos de alteración incluyen un significativo número de arbustos y mucho pasto. Los muestreos fueron realizados en las orillas de los caminos principales (Chávez, Ramos y Trigo. 1990: 71).

Los resultados preliminares del consumo leñero, nos indican que este factor no es importante en la reducción de la superficie arbolada, pues existe una regeneración natural muy alta de varios miles de plántulas y árboles jóvenes por hectárea, que cortados para leña bastarían para sostener la demanda calculada; no obstante, sumados los efectos del fuego, la agricultura, la tala en tallas muy pequeñas - reduce la proporción de reproductores- y, posiblemente, el sobrepastoreo, es posible que sobrepase a la productividad forestal (Ibid: 72).

Por lo que respecta a la fauna herpetológica que ha sido recolectada en el área del parque, se encuentran los siguientes anfibios: Pseudoeurycea gadovii y P. leprosa (lagartija flaca); así como los siguientes reptiles: Sceloporus aeneus bicanthalis y S. grammicus microlepidotus (lagartija de árbol), Phrynosoma orbiculare cortezii (camaleón o sapo), Barisia imbricata imbricata, Thamnophis scalaris scaliger, Crotalus triseatus triseatus y Stritus ravus (víbora de cascabel). De estas especies, la lagartija flaca (Pseudoeurycea gadovi) es considerada endémica (SARH).

Se encontraron un total de cinco especies de anfibios y 11 de reptiles, 77 especies de aves y 27 de mamíferos.

De la lista son de gran importancia 15 especies endémicas. Dos anfibios: las salamandras Pseudoeutycea gadovii y P. leprosa. Ocho reptiles: cinco saurios Phrynosoma orbiculare cortezii, Sceloporus grammicus microlepidotus, S. a. aeneus, Eumeces brevirostris, Barisia i. imbricata; tres serpientes Crotalus t. triseriatus, Sistrurus ravus, Thamnophis scalaris scaliger. Tres aves: el chepito serrano Catharus occidentalis, el chipe orejas de plata Ergaticus ruber, el zorzal rayado Oriturus superciliosus. Tres mamíferos: musaraña Sorex oreopolus, el ratón de los volcanes Neotomodon alstoni, el conejo serrano Sylvillagus cunicularius. Merecen especial atención: la codorniz pintal Cyrtonyx montezumae, el tejón Nasua nasua, el lince o gato montés Lynx rufus por ser especies amenazadas que hay que proteger (Gómez, Reyes, García y Terán, 1993: 41).

Peromyscus levipes Merriam, Proc. Biol. Soc. Washington, 12: 123, 30 de abril de 1898, tipo de la Montaña Malinche, 8,400 pies (FVM con base en Hall y Kelson).

Demografía

Con base en el Censo de 1990, dentro del parque nacional se encuentran siete poblados, con 17,508 habitantes: San Isidro Buen Suceso 4,042 habitantes, San Miguel Canoa 9,811, Tepatlaxco 1,621, San Miguel Baez 23, Los Pilares 845, Gran Altamira 288, Francisco Javier Mina 878. En la zona aledaña se encuentran 10 poblados, con 55,320 habitantes: Mazatecocho 6,320 habitantes, Telochulco 11,670, Tlaltelulco 8,409, Cuauhtenco 1,186, Aztatla 1,957, San José Teacalco 104, Zitlaltepec 6,419, La Resurrección 6,123, Concepción Capulac 948, Acajete 12,184 (NNZ con base en INEGI).

Aspectos culturales

Se sabe por la historia legendaria que muchos de los pueblos precortesianos que habitaban la comarca, sentían cierta veneración, cierto culto religioso hacia el antiguo Matlalcueyetl, y que acostumbraban verificar largas y periódicas peregrinaciones hasta lugares recónditos de la misma, que hoy no se conocen, y donde darían forma a sus extraños cultos. Creían que las almas de los niños sacrificados a Tlaloc (Dios del Agua), iban a un sitio fresco y nuevo, llamado Tlalohcan, lugar poético y delicioso de la montaña Matlacueyetl. Tlaloc, este ídolo se creía el más antiguo de todos los de aquella tierra.

Cuentan los historiadores nacionales que se hallaban en el Cerro Matlacueyetl, a donde iban en peregrinaciones no sólo los tlaxcaltecas, sino todas las naciones del Anáhuac e implorar su protección; hay un lugar llamado Tlalohcan, donde hay unas ruinas grandiosas del templo dedicado a este Dios y cuyo ídolo existió, según Clavijero, hasta la época de la conquista, pues el obispo Zumárraga lo mandó hacer pedazos.

También se sabe por la historia, que el conquistador Cortés fue a los bosques de la Malinche a buscar la madera con que construyó los bergantines de Texcoco, con los cuales sitió a Tenoxtitlán por agua, y así pudo tomarla; fueron ocho mil tlaxcaltecas los que llevaron la madera desde Tlaxcala a México (Sosa).

Propuesta

Realizar la redilimitación. Analizar si la categoría de parque nacional conviene para la zona.

Comentarios

Todavía a la llegada de los españoles, hace unos 400 años, los bosques de la Malinche debieron conservarse completamente intactos, cubriendo la totalidad de la montaña.

La reducción del arbolado viene consumándose desde una época posterior a la llegada de los españoles, época que no podemos precisar, y que quizá data desde la extracción de la madera de los bergantines.

La fundación de grandes ciudades y núcleos de población de la comarca, como la de Puebla, que se halla en el límite de sus faldas meridionales, la de Huamantla y otras; la implantación de una ganadería extensiva y exclusiva; el fomento de la ganadería importada por los españoles, y otras innovaciones aplicadas desordenadamente, fueron la causa determinante de la destrucción de aquellos bosques.

Existe una contradicción en el acuerdo de coordinación que transfiere la federación a los dos gobiernos estatales: entre el párrafo segundo de la segunda cláusula que menciona que no se hace entrega física de la posesión de los terrenos que lo integran, y por lo tanto no se autorizan actos de dominio, y la tercera cláusula marca que la administración del Parque se realizará conforme a lo dispuesto en la Ley Forestal y su Reglamento, en la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, en la ley de Aguas Nacionales y su Reglamento, en las leyes estatales de ecología, en las normas oficiales mexicanas, en el decreto presidencial que declaró el establecimiento de dicha área natural protegida.

Bibliografía

- Vargas Márquez, Fernando. 1984. Parques Nacionales de México y Reservas Equivalentes. Pasado, presente y futuro. Colección: Los Grandes Problemas Nacionales. Serie: Los Bosques de México. Instituto de Investigaciones Económicas. UNAM. 266 páginas, más 34 de fotografías y mapa.

- SEMARNAP- 1996. "Acuerdo de coordinación mediante el cual se transfiere la administración del Parque Nacional denominado La Malinche a los gobiernos de Tlaxcala y Puebla". Diario Oficial de la Federación (Primera Sección). 14 a 18 páginas.

- Díaz Ojeda, Enrique V. 1992. Informe del Parque Nacional Malinche. Jefatura del Programa Forestal de Tlaxcala. Oficio 729-03.03.-0040. Dirigido al Ing Jaime González Hernández. 21 de septiembre.

- SARH. 1993. Diagnóstico del Parque Nacional Malinche o Matlacueyatl, Tlax. Subsecretaría Forestal y de fauna Silvestre. Pausa. Noviembre. 39 páginas, más cinco anexos: florístico, faunístico, jurídico y cartográfico (18 páginas).

- Chávez Cortés, Juan Manuel; Ramos Moreno, Mauro y Trigo Boix, Nuri. 1990. "Planificación del Parque Nacional Malintzi: Naturaleza y uso del recurso" (UAM-Xochimilco). En: Áreas naturales protegidas y especies en peligro en extinción. UNAM- Escuela Nacional de Estudios Profesionales Iztacala. Página 61 a 74.

- Gómez Alvarez Graciela, Reyes Gómez Rene, García Martínez Gerardo, Terán Olguín Rito. 1993. "Fauna silvestre del Parque Nacional La Malintzi, Tlaxcala". En Memoria de resúmenes del primer congreso sobre parques nacionales y áreas naturales protegidas de México: pasado, presente y futuro. Del 8 al 12 de noviembre. Centro vacacional IMSS La Trinidad, Tlaxcala. Páginas 40 a 42.

- Hall, Raymond E. y Keith R. Kelson. 1959. The Mammals of North America. New York. Ronald. 2 V.

- Sosa, Antonio H. 1927. "Los Bosques de la Malinche". México Forestal. 9-10: 91-96.

Parque Nacional Xicoténcatl

Ubicación política

Estado de Tlaxcala. Municipio de Tlaxcala.

Superficie: 680 hectáreas.

800 hectáreas consideran González y Sánchez (1961: 63).

Ubicación geográfica (coordenadas)

Entre 19 18´35" y 19 20´30". Entre 98 13´00" y 98 14´55" (FVM con base en INEGI).

Tenencia de la tierra

En posesión de sus dueños.

Fecha del decreto de creación y aspectos importantes del mismo

17 de noviembre de 1937.

Objetivos

Que dentro de los sitios de belleza natural, la Ciudad de Tlaxcala constituye uno de los lugares de gran belleza escénica que es completada por interesantes monumentos históricos, apreciados además como ricas joyas arquitectónicas del arte churrigueresco, que por si solas constituyen un gran atractivo para el turismo en general, ya que entre estos monumentos se encuentran el Convento de San Francisco, considerado el más antiguo de la Nueva España, cuyas pinturas fueron ejecutadas por pintores célebres de la época; monumento que está ligado con algunos salientes del conquistador Hernán Cortés, así como otros conventos de la ciudad, que se destacan por su belleza, como el Santuario de Ocotlán.

Que es necesario restaurar la vegetación forestal de esos lugares y sus contornos, con objeto de hacer resaltar la belleza natural de sus paisajes y de los poblados inmediatos de gran importancia histórica como el poblado de San Esteban Tizatlán del Estado de Tlaxcala, en donde el famoso senador Xicoténcatl, edificó el palacio que lleva su nombre (SAG, 1970: 1047).

Decreto.

Artículo Primero: Con el nombre de Xicoténcatl Monumentos Históricos de Tlaxcala, se declara Parque Nacional, destinado a la conservación de los monumentos históricos que son los conventos y templos de la ciudad de Tlaxcala y sus contornos y para la restauración de sus paisajes forestales, comprendido dentro de los límites siguientes: Partiendo del punto conocido por Tizatlán y dejando comprendidos todos los monumentos arquitectónicos de ese lugar, se sigue con dirección Suroeste hasta llegar al lugar conocido como Palacio de Zitlalpopoca; de este punto y con dirección Sur se miden aproximadamente dos kilómetros y medio para seguir de aquí hasta el Este franco en distancia aproximada de 1,750 metros; de se punto se camina con dirección Noroeste hasta llegar al lugar en donde se construyeron los bergantines para la toma de México y finalmente se continua con rumbo Norte Noreste hasta llegar a Tizatlán que se tomó como punto de partida (SAG: 1,047-1,048).

Artículo Tercero: Los terrenos comprendidos dentro de los límites que fija el artículo primero del presente decreto, quedarán en posesión de sus dueños en tanto se cumplan con los ordenamientos que sobre el particular dicte el Servicio Forestal en beneficio del parque nacional.. de acuerdo con las autoridades locales (Ibid: 1,048).

Institución que administra

Municipio de Tlaxcala.

Problemática

Es una área urbana.

Aspectos físicos

Presenta un rango altitudinal de 2,230 a 2,330 metros sobre el nivel del mar.

Clima templado subhúmedo (Vargas, 1984: 204).

Demografía

50,486 habitantes de la Ciudad de Tlaxcala, de acuerdo al Censo de población de 1990 (INEGI).

Aspectos culturales

La pequeña ciudad de Tlaxcala, trazada por el propio conquistador Hernán Cortés hacia el año de 1520, con el nombre de Santa María de Tlaxcallan.

Este pequeño parque nacional que lleva el nombre de un guerrero famoso de la antiguedad: Xicohténcatl Axayacatzin, el más formidable enemigo del conquistador Hernán Cortés.

Propuesta

Se ubica en la ciudad de Tlaxcala, Tlaxcala. Por su ubicación desde que se creó en 1937 no ha tenido ninguna característica para considerarlo como parque nacional. La propuesta es abrogar el Decreto.

Bibliografía

- González, Ambrosio y Victor Manuel Sánchez L. 1961. Los Parques Nacionales de México. Situación actual y problemas. Instituto Mexicano de Recursos Naturales Renovables. México, D.F. 149 páginas, más fotografía y mapa.

- SAG.1970. Código Forestal. Subsecretaría Forestal y de la Fauna. Departamento de Divulgación. 1384 páginas.

- Vargas Márquez, Fernando. 1984. Parques Nacionales de México y Reservas Equivalentes. Pasado, presente y futuro. Colección: Los Grandes Problemas Nacionales. Serie: Los Bosques de México. Instituto de Investigaciones Económicas. UNAM. 266 páginas, más 34 de fotografías y mapa.

Parques Nacionales de Mexico - Fernando Vargas Marquez

 

PLANETA.COM GUIDES

g Indice - Parques y Areas Protegidas de Mexico
g Eco Viajes en Mexico
g Red Mexicana de Ecoturismo

 

 

Planeta.com

Home | About | Advertise! | Books | Central America | Ecotourism | Headlines
Learn Spanish | Mexico | Media | Site Map | South America | World Travel | Updates