Directory of Spanish Language Schools


Ecuador!

El ecoturismo - una alternativa para el desarrollo sustentable del oriente ecuatoriano?
por Mathew Gorman

Mayo/May 1996

Home | South America | SA Travel | SA Books | SA News | Ecuador | El ecoturismo - una alternativa | Related Links

 

CAPITULO 4

HACIA UN DESARROLLO SUSTENTABLE EN EL ORIENTE ECUATORIANO: LA IMPORTANCIA DEL ECOTURISMO

 

La Comisión Mundial de Medio Ambiente y Desarrollo (CMMAD) define el concepto de desarrollo sustentable como aquel que "satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades"1. Como hemos visto el actual desarrollo del Oriente no es sustentable, una situación que es el resultado de la falta de planes integrados para el desarrollo de la región en general, algo que beneficia a las actividades con visiones de corto plazo y que daña el potencial de actividades tales como el ecoturismo, que tendrían ingresos a largo plazo. Esta sección examinalas alternativas que hay para el futuro del Oriente, inclusive el ecoturismo

 

Se nota las razones, bien conocidas, por las cuales es tan importante la conservación del bosque húmedo tropical, en los apéndices. Lo siguiente es un resumen de algunas de las propuestas que hay para lograr un desarrollo más sustentable en el Oriente, para resolver los conflictos de usos de recursos que hay y para prepararse para "el día cuando el petróleo dejará de ser el puntal de nuestra economía" (Ana Maldonado R.)2. No pretende ser una lista comprensiva de todas las medidas posibles, sino la presentación de algunas ideas que buscan resolver los problemas señalados antes. La sección termina con una evaluación del papel del turismo dentro de una estrategia de desarrollo sustentable.

 

1. Planificación del uso de la tierra

"El uso de los recursos amazónicas no ha respondido a estrategias serias de planificación, ni siquiera a un ordenamiento territorial que oriente las actividades productivas de acuerdo con la vocación de las distintas formas ecológicas" (María Fernanda Espinosa)3. Hace falta una planificación que define estrictamente el uso de las tierras de la región según un esquema como el citado abajo. (La lista es en orden del tamaño proporcional del uso):

 

1. áreas para conservación: áreas que serían estrictamente protegidas y que constitutirían el uso más grande de tierra en la región, y un incremento del 15% del Oriente actualmente dedicado a conservación.

2. áreas de "patrimonio forestal": áreas que serían protegidas y dedicadas a actividades que representan el uso sustentable de los recursos de la selva: la agroforestería, la extracción de recursos renovables (p.e. productos farmacéuticos), la biprospección4, la investigación científica, y el turismo.

3. áreas de territorio indígena: áreas demarcadas en colaboración con los grupos indígenas.

4. áreas dedicadas a la agricultura: reconociendo que los colonos ya tienen título a su tierra, pero buscando frenar la futura expansión de la frontera agrícola y buscando hacer mas sustentable la agricultura.

5. áreas de explotación petrolera: reconociendo que la industria petrolera es importante y que va a quedarse y hasta crecer en la región, pero buscando eliminar sus impactos negativos.

 

2. La industria petrolera

2.1. Fortalecer las instituciones independientes y las leyes vigentes que controlan la industria para eliminar sus impactos ambientales y sociales negativos.

2.2. Aumentar el monitoreo, evaluación y control de la industria para prevenir la contaminación y establecer planes de contingencia en casos de derrames.

2.3. Reinvertir fondos en programas de compensación para las comunidades locales afectadas, e incorporar las comunidades en la toma de decisiones

 

3. La colonización agrícola

3.1. Introducir una moratoria sobre nueva colonización en el Oriente.

3.2 Introducir y apoyar métodos más aptos para el cultivo de la tierra y la extracción de recursos renovables.

3.3 Eliminar sistemas de créditos que favorecen la expansión de la frontera agrícola,

3.4. Educar a los colonos en la revalorización de los recursos de la selva y productos no tradicionales.

 

4. Las ANPs de la región

4.1. Fortalecer el apoyo político y económico para asegurar que las áreas sean totalmente protegidas.

4.2 Complementar planes de manejo, que incorporan la participación de los actores sociales locales.

4.3 Aumentar la percepción de las ANPs en la conciencia nacional.

 

5. La Deuda Externa

La comunidad internacional debería aligerar el peso de la deuda externa del Ecuador, para reducir la necesidad de explotar recursos no renovables, una explotación que actualmente causa severos impactos ambientales y sociales. La deuda ahora obliga a "aumentar más allá de toda posibilidad la presión que se ejerce sobre la naturaleza" (Acosta) 5.

 

 

 

 

 

 

 

 

4.1. El papel del ecoturismo

La segunda reunión de CETURA concluyó que "el continuo crecimiento que el turismo ha experimentado en la subregión durante los últimos años no se refleja en las acciones de apoyo que los gobiernos desarrollan en pro del sector. Pese a su enorme potencial, no se recibe el apoyo ni los incentivos necesarios para convertirlo en un agente activo de desarrollo económico y social"6. En el Ecuador como en los otros países amazónicos el ecoturismo no ha recibido apoyo estatal y de hecho en el Oriente ha sido amenazado por el conflicto inherente que tiene con las otras actividades de la región, dado que éstas suelen resultar en deforestación mientras que el turismo cuenta con el bosque como la base de su atractivo para los turistas. Un ejemplo sobresaliente de este conflicto se ve en la "emigración" del Flotel Orellana del Río Napo al Río Aguarico. El flotel constituye una de las maneras más lujosas de visitar el Oriente pero, en las palabras de Pedro Proaño, su director, "la deforestación, la contaminación sonora y la extracción petrolera a 500 metros de uno de nuestros centros de operación desterraron para siempre la belleza paisajística y la fauna del sector. Como las 400 especies de aves que habitaron Limoncocha, tuvimos que emigrar"7.

 

Otra clara muestra de los problemas que el turismo tiene que enfrentar es la crisis de las Areas Naturales Protegidas, áreas que constituyen un importante recurso turístico. De acuerdo a la Ley Forestal y la Ley deConservación de Areas Naturales y Vida Silvestre es prohibida cualquier explotación u ocupación de las dichas áreas, pero, bajo el argumento de que el parque nacional constituye solamente la superficie de la tierra y que el subsuelo (y entonces los yacimientos de petróleo) no pertenece al parque nacional, el gobierno ha permitido la explotación y extracción de petróleo de todas las tres ANPs de la región. Esta actividad está acompañada por el deterioro ecológico y los conflictos sociales mencionados. La Reserva del Cuyabeno ha sido la más afectada: además de 30 pozos petroleros, ahora incluye también 15.000 colonos dentro de sus límites.

 

El ecoturismo bien manejado y controlado para evitar los poteciales problemas señalados en capítulo dos, constituye una buena alternativa al modelo vigente de desarrollo por varias razones, una de las más importantes siendo que crea un motivo económico para la conservación. Una de las medidas propuestas por el WWF para la protección del bosque húmedo tropical es la conservación total de 46% de su superficie8, pero por mucho que sea ambientalmente responsable, la protección total no es un uso rentable de la tierra, sobre todo en países tercermundistas como el Ecuador, donde la explotación de los recursos naturales constituye una de las fuentes de dinero más importantes, al menos a corto plazo. El ecoturismo es una manera de hacer rentable la conservación, puesto que los turistas están pagando justamente por poder ver el bosque húmedo tropical, virgen y protegido.

 

El carácter positivo del ecoturismo en cuanto a la conservación es relevante tanto en áreas de la selva no protegidas: su aspecto educativo despierta interés en la conservación en general mientras los beneficios económicos que genera para comunidades locales les da una alternativa actividad productiva alternativa. Además su filosofía busca reducir al mínimo los impactos culturales negativos a menudo asociados con el turismo, lo cual es sumamente importante en el contexto del Oriente, donde las comunidades indígenas "adolecen de serios problemas de articulación con la sociedad occidentalista" (María Fernanda Espinosa) 9.

 

La importancia de promover el ecoturismo, y de manejarlo bien al mismo tiempo es evidente, e igualmente evidente en el Ecuador es la falta casi total de promoción y reglamento por parte del estado para asegurar que el ecoturismo sea prioritizado como una alternativa viable y que sea realmente una actividad ambientalmente y socialmente responsable y económicamente equitativo. No obstante las perspectivas en el país son bastante optimistas, sobre todo por razón de las iniciativas del sector privado para tratar de promover y regular la actividad.

 

En cuanto a la promoción del turismo en el país en general, y el ecoturismo en el Oriente, FEPROTUR (La Fundación Ecuatoriana para la Promoción del Turismo), una organización del sector privado, es la que más ha hecho para incrementar el flujo de turistas al país y al mismo tiempo para reconocer la importancia de controlar su impacto.

 

FEPROTUR ha participado en ferias internacionales, organizado seminarios de promoción, colaborado en la producción de documentales y de material promocional y ha hecho estudios del mercado turístico. En cuanto al ecoturismo en el Oriente ha establecido cursos para guías, ha publicado libros, ha establecido un centro sobre recursos naturales y ecoturismo, y ha realizado un estudio de los impactos del ecoturismo.

 

Pero por más eficaces que sean las actividades de FEPROTUR todavía hace falta un apoyo gubernamental significativo por medio de la legislación. La última Ley de Turismo se firmó en 1989, pero ya es calificado de "poco práctica", "caducada" y "restrictiva" por varias personas involucradas en la industria 10 y Luis Maldonado Robles habla de "una falta de políticas definidas, incoherencia en las decisiones y falta de legislación integral y definida para el turismo"11.

 

El desarrollo de un ecotursimo idóneo en el Oriente se ve perjudicado también por esta falta de control. Luis Maldonado Robles señala que "no existe al momento una legislación específica para el ecoturismo como nueva y dinámica actividad"12. Otra vez es el sector privado el que hace lo necesario; La Asociación Ecuatoriana de Ecotursimo, cuyos miembros controlan el 65% del turismo precontratado que llega al país13, tiene una serie de códigos estrictos a los cuales sus miembros tienen que adherir,(véase los apéndices), y la Asociación emprendió en septiembre de 1994 "Evaluaciones Verdes", un programa de encuestas de turistas para evaluar el standard de ecotursimo en el país. Este mecanismo de autoconciencia y autocontrol es importante, pero todavía existe una proporción significativa de operaciones sin ningún tipo de control, sobre todo en el Oriente donde muchos de os turistas son mochileros que no organizan vacaciones precontratadas. La encuesta de guías hecho por Randy Smith en Coca mostraron una falta de comprensión de ecoturismo: de nueve guías, ocho dijeron que el ecoturismo tiene un componente ecológico, pero sólo tres reconocieron que busca reducir impactos sobre comunidades indígenas y dos que tiene un carácter educativo.

 

CETUR y INEFAN, responsables del turismo fuera y dentro de las ANPs respectivamente, tienen sistemas obligatorios de capacitación para guías que incluyen entrenamiento en conceptos básicos de la ecología, la antropología y la cultura de la región en donde trabaja el guía. Representantes de ambas organizaciones conceden, sin embargo, que existe el problema de "guías piratas"14 y además los sistemas de capacitación tienen fallas; desde 1992, para obtener la licencia de guía de CETUR, se necesita un título universitario en turismo, lo cual que discrimina contra guías nativos sin título académico, de ninguna clase. El sistema de INEFFAN es más riguroso y más justo; entrega licencias de tres niveles: uno para guías nativos que, además de sus propios conocimientos de la región, hacen un curso de 200 horas que incluye el tema de ecoturismo; uno para los con educación secundaria, que deben también hablar inglés y uno para guías especializados, con título universitario en una materia científica y que hablan dos idiomas extranjeras. Pero a pesar de este sistema el turismo ocupa un puesto bajo en los objetivos de los parques nacionales. Como parte de su plan de manejo, cada parque tiene en teoría un Plan de Desarrollo Turístico, un documento que rige toda actividad turística en el parque: tarifas de ingreso, patentes para operadores, centros de interpretación, senderos, la provisión de guardaparques para controlarlo, y más importante el establecimiento de "una capacidad de carga" que limita la cantidad de turistas a un nivel sustentable. Ni una de las tres ANPs en el Oriente tiene este plan. Esta baja calificación del turismo no es sorprendente sin embargo si se toma en cuenta que la función principal de las ANPs es la conservación, y que la industria petrolera y la colonización amenazan ésta más que el turismo. Pero el riesgo es que sin control el turismo también se convierta en otra amenaza.

 

La siguiente lista de recomendaciones es un resumen de algunas sugerencias para el desarrollo idóneo del ecoturismo, basado en observaciones personales, y también en las ideas de los que han escrito acerca del tema.

 

1. Promoción del Oriente como destino turístico y prioritización del ecoturismo como una alternativa viable para el desarrollo de la región.

2. Regulaciones que aseguran que el ecoturismo se desarrolle según su definición: sustentable ambientalmente, de impacto mínimo culturalmente, económicamente equitativo, y educativo.

3. Reglamentación de la capacitación de guías.

4. Colaboración de todos los grupos involucrados en el turismo en el Oriente en el proceso de desarrollo, control y monitoreo del ecoturismo: el gobierno y los ministerios apropiados, el sector privado, las comunidades locales, y las ONGs.

5. Capacitación y apoyo para comunidades locales que desarrollan proyectos de ecoturismo.

6. La educación del turista, para que el sepa sus potenciales impactos negativos y como evitarlos.

7. Establecimiento de planes de desarrollo turístico y sistemas para asegurar la reinversión de los ingresos turísticos.

8. Establecimiento de una capacidad de carga para cada sitio turístico.

CONCLUSION

Es evidente que el Ecuador se encuentra en una posición excelente para aprochevarse del actual crecimiento del ecoturismo en. países tercermundistas. El país es bien conocido como destino de turismo ecológico por la fama mundialde las Islas Galápagos y por lo tanto los planes actuales buscan promover los atractivos naturales y culturales de las tres zonas del Ecuador continental para propagar las ganancias provenientes del turismo a todo el país.

El estudio del caso del Oriente, la región donde el ecoturismo más está creciendo actualmente, destaca los aspectos positivos y negativos de este fenómeno. Muestra que ha traido problemas tanto como ventajas y que ha tenido impactos negativos en términos ambientales, culturales y financieros. Se nota también la importancia del ecoturismo comunitario en reduciendo estos impactos en las comunidades indígenas.

El último capítulo rescala la necesidad de reconocer la importancia del turismo dentro de una estrategia de desarrollo para todala región, señalando los conflictos cada vez más frecuentes entre el ecoturismo y los otros usos de la tierra en el Oriente, conflictos sintomáticos del modelo actual de desarrollo, en el cual actividades no sustentables operan a costa de alternativas sustentables a largo plazo. Subraya también que aunque resulta menos dañoso que la industria petrolera o la expansión de la frontera agricola, es indispensable también controlar el ecoturismo en sí para asegurar que se desarrolle según su definición, es decir que sea una actividad ambientalmente y socialmente responsable y económicamente equitativo.

El objetivo de este estudio ha sido examinar si el ecoturismo es una alternativa viable para el desarrollo sustentable del Oriente, y la respuesta es afirmativa, pero con tres condiciones importantes. Primero, que tendrá que haber leyes para regir el ecoturismo, para asegurar que o sea ecoturismo según su definición y que exista un manejo adecuado de la activiidad para que no se convierta en otra amenaza a la región. Segundo es imprescindible el establecimiento de una capacidad de carga para los sitios turísticos de la región. El peligro de promover el turismo en un ambiente tan frágil es que la cantidad de turistas sobrepase los límites ambientales y socioculturales, que dañen a la región y que por fin se destruye "la gallina de los huevos de oro". Antes de llegar a ese punto hay que establecer límites definitivos que controlan el número de turistas en la región, por tentador que sea la idea de riqueza a corto plazo.

 

Finalmente es que el ecoturismo sólo puede ser una alternativa dentro de un modelo comprensivo de desarrollo sustentable porque, a pesar de su supuesto crecimiento futuro, el turismo tiene un carácter inestable. Según M. Kaye, "las áreas naturales protegidas nunca se pondrán fuera de moda"15, y es cierto que, con la destrucción mundial del bosque húmedo tropical y el interés creciente en su preservación y en estudiar y visitarlo, esos países que logran conservar un área substancial de la selva tendrán un recurso con un valor potencial enorme. Pero si las ANPs no se ponen fuera de moda, a veces los países sí; después del conflicto bélico con el Perú en la frontera sur del Ecuador a principios de 1995 hubo informes, del Ministerio de Información y Turismo, de un impacto para 1995 de entre 30 y 35% en términos de viajes cancelados por la imagen de inestabilidad y peligro que se había difundido. Para el Oriente, la región más afectada por el conflicto, esta cifra podría subir a 90% 16.

NOTAS: CAPITULO 4

 

1. Véase Amazonia: escenarios y conflictos, (1993), pág. 251.

2. Véase editorial del Comercio, 8 diciembre 1994.

3. Véase Maria Fernanda Espinosa, en Retos de la Amazonía., pág. 36.

4. sistemas agroforestales: se parecen mucho a los sistemas de agricultura indígenas - mezclan árboles y cultivos para conservar los nutrientes del suelo.

bioprospección: la exploracciónde la diversidad bilógica para obtener recursos genéticosy bioquímicos comercialmente valorosos.

5. Véase Alberto Acosta, en Deuda externa, desarrollo y ecología, (1992), pág. 160.

6. Véase CETURA, Segunda Reunión de Cetura, (1992), pág. 27.

7. Véase El Comercio, 24 noviembre 1994, pág. C1.

8. Véase WWF, Amazonía 2000, pág. 2.

9. Véase Espinosa, op. cit., pág. 44.

10. Véase El Hoy, especial sobre turismo, 1 febrero 1995.

11 Véase Luis Maldonado Robles, Ecoturismo y crecimiento económico, (1994), pág.34.

12. Ibid.

13. Véase El Comercio, 24 noviembre 1994, pág. C1.

14. Entrevistas con representantes de CETUR y INEFAN, marzo 1995.

15. Véase Primer seminario de turismo orientado hacia la naturaleza, (FEPROTUR, 1989), pág. 83.

16. Véase El Comercio, 23 marzo 1995, pág. A6.

Contact:
Mathew Gorman
Email: mjgorman@iname.com
Copyright 1997 Mathew Gorman

 

PLANETA.COM GUIDES

g Eco Travels in Ecuador
b

 

 

Planeta.com

Home | About | Advertise! | Books | Central America | Ecotourism | Headlines
Learn Spanish | Mexico | Media | Site Map | South America | World Travel | Updates